Queridos reyes magos…

Cuando un empresario contacta con un portal de empleo para redactar una oferta de trabajo, normalmente me los imagino pluma en mano escribiendo su propia carta del día de reyes:

-Queridos reyes magos:

Como este año he sido muy bueno y apenas he defraudado a hacienda más que un simple concejal del PP y he movido cierto capital desde una cuenta en el extranjero a una entidad española por eso de poder sacar en cajeros 4B, me gustaría que para el puesto de becario este año me traigáis lo siguiente:

-Un joven que sepa inglés, pero no inglés de instituto, sino inglés con sus certificados… y ya puestos que sea un nivel Advanced, el First se ha convertido en una vulgaridad.

-Como saber inglés ya no es símbolo de distinción, me gustaría que supiera un tercer idioma… francés o italiano por eso de la cercanía, además de alemán por abrir mercados y a ser posible algún otro idioma exótico tipo lituano, albanés o thailandés… nunca se sabe hacia donde habrá que mover capital.

-Por supuesto que venga con un convenio debajo del brazo, ya que me es muy molesto añadir a sus bajas remuneraciones los costes de la Seguridad Social, cuando estos fácilmente pueden ser invertidos en la gasolina de mi coche.

-Exactamente no se de que va, pero como lo veo por todos lados, me gustaría que fuera un buen community manager y SEO. Ya se que mi empresa de cartuchos de impresoras igual no necesita excesiva publicidad en internet, pero si HP, Lexmark y otras lo tienen, por qué “Cartuchos Tarraco” iba a ser menos… quiero sin duda que cuando se introduzca en Google, cartuchos de impresora, mi tienda de Salou salga la primera… y no me cueste más que el sueldo del triste becario por supuesto…

-Como fiel adepto a las filas del gobierno, quisiera que se me renovara el contrato que mediante sorteo a dedo decidió que mi empresa era la más adecuada para abastecer a las impresoras del congreso.

-Por último, quiero ventajas fiscales… No me basta con triquiñuelas como con hacerme con becarios rotacionales a los que pagar con alpiste, quiero que estos además de conseguirme beneficios con su trabajo, me traigan subvenciones… del tipo contratemos a un minusválido que trabaje martes y sábados nada más… lo justo como para que me quite marrones y me aporte dinerito del estado, pero sin estorbar.

-Vale, quiero un minusválido, pero un minusválido no de los de silla de ruedas…. un minusválido que tenga el 33% reconocido para la ayuda pero no mucho más, que pueda moverse y eso…

Gracias querido Melchor y Gaspar (al otro morenito que le den) por hacer un año más posible que me enriquezca a base de la miseria de los demás.

Besos

Anuncios

Cómo montar una empresa (según este gobierno)

Dado que la gran ministra de trabajo Fátima Bañez ha afirmado que la reforma laboral no se hizo para crear empleo (que grande este gobierno… se crecen despropósito tras despropósito), qué mejor que sirva para algo, ya que con tanto amor ha sido aplicada.

Y dada la utilidad que esta reforma laboral y lo que las circunstancias actuales permiten, qué mejor que liarse la manta a la cabeza y con los cuatro duros que podamos obtener montar una empresa rentable.

Por rentable olvidémosnos de que esté relacionada con lo que nos guste. Nada que resulte gustoso de trabajar es rentable para el mindungui de a pie (y como entiendo que los que me leen no pertenecen al comité de empresa de Zara ni son consejeros del gobierno, generalizo), así que la empresa que montemos tiene que ir destinada a simple y llanamente ganar dinero, a cualquier coste moral y sin ningún otro tipo de objetivo. Pensad que queremos ser empresarios acorde a lo que el gobierno quiere que se considere al empresario, es decir, explotador, miserable y sin escrúpulos… para morirnos de hambre siempre hay tiempo de abrir un videoclub, montar una revista o cualquier otra cosa que se haga por amor al arte.

Un factor importante es lo que vendamos. Vender talento no se estila, vender cosas útiles… para qué, si para eso necesitamos invertir… Hay que vender cosas que se rentabilicen rápido, de bajo coste… La creatividad que se la lleven los alemanes, para esta España lo mejor es vender humo.

¿Qué mejor que vender algo que no existe para rentabilizarlo rápidamente? Montamos una página web con los mínimos recursos, nos hacemos con una empresa que se encargue de comercializar con conocimientos de internet o grupos de visitantes, (ya sean jubilados, estudiantes, guiris o lo que sea) y los ofrecemos a hoteles, restaurantes etc. Primero vendemos, después ya si acaso, buscamos a esos grupos que hemos vendido.

Importante que nada quede por escrito mas que el contrato por el cual nos tienen que pagar. Que ningún compromiso de cumplir nuestras condiciones quede en el contrato por mucho que el cliente piense que si… Al fin y al cabo se trata de engañar, extorsionar y sacar provecho, pero no estafar… estafa es una palabra muy fea, al igual que los es corrupción, imputación o partido político.

Una vez montado el chiringuito, que se note quién manda…. Da igual que no tengas ni el graduado social, que no tengas conocimientos ni de marketing ni de empresariales… Rodéate de gente que si los tenga, quédate con sus méritos y no les pagues si hace falta… si alguien protesta lo echas y buscas a otro.. que para eso eres el jefe, tu mandas, tu eres el puto amo… el resto no son más que pringados que no tienen tu olfato de depredador.

¿Parece impensable encontrar empleados que se sometan a la dictadura de un incompetente listillo? Señores… estamos bajo el país del PPSOE, aquí manda el más inepto y se somete el más capacitado… de ahí a que se permita que:

-Tengas cuantos becarios quieras a coste cero, ni siquiera tienes que pagar la Seguridad Social ya que hay unas palabras mágicas que nada más escribirlas desaparece la obligación de soltar dinero… “convenio con universidad”

-Como no vas a pagar a tu ganado de primera calidad (recién salidos de la universidad, con ilusiones y sin estar contaminados por prácticas nocivas para el empresario como el pensar en contratos fijos etc y fáciles de amedrentar si no hacen bien su trabajo…) no es necesario, pero siempre puedes recurrir a más ayudas con fórmulas como la contratación de discapacitados (en otra cosa no, pero España en términos de igualdad ha mejorado muchísimo… hoy día se explota de igual forma a todos, sin importar ni género, ni orientación sexual ni condición social) encima de ahorrar en sueldos, tu empresa explotadora puede reugiarse en una imagen de integración y socialmente bien aceptada, para muestra un botón: Una importante empresa del sector banca (para no ponerse a desconfiar ya desde el principio con este dato…) que busca un becario en prácticas discapacitado.  No para beneficiarse de jugosos beneficios fiscales cuidado, sino porque la banca entre otras, es muy dada a la beneficencia… de hecho no tienen nada que ver en absoluto con la crisis de este país.

Con estos sencillos pasos ¡Enhorabuena! ya tienes tu empresa a coste mínimo donde todo son beneficios:

-Los beneficios que da obtener ingresos sin repartirlos.

-Los beneficios que da aprovecharte de unas leyes que están del lado de los que explotan y no de los que generan.

-Los beneficios que da la falta de compromiso y seriedad con el contexto social.

Pero aún hay más. Si con suerte prosperas y tu empresa de pacotilla se convierte en una grande, no te preocupes porque en el ojo de mira de la opinión pública estén tus prácticas dictatoriales… siempre puedes pasar del sistema de rotación de becarios y usar el siempre útil sistema de mano de obra sin estudios… Tendrás que soltar el prohibitivo sueldo mínimo de este país (640 euros),  pero te compensará con la posibilidad de exigir 640 veces más lo que le exigías al becario gratuito.

Y sobre todo recuerda el qué te hizo grande… sigue pidiendo ayudas sin parar: ayudas por contratación, por localizar tu empresa en tal polo industrial, por fondos para la integración… y cuando hayas obtenido todas las ayudas posibles y no te queden más por solicitar, siempre puedes deslocalizar tu empresa e irte a un país donde todo te salga más barato y donde puedas obtener más ayudas, como que te digo yo… Marruecos, China…

Ah, pero no te olvides de acogerte a la abaratación del despido y echar a la calle a todas las familias que te ayudaron a hacer de tu empresa lo que es hoy… porque como bien afirmaba Fátima Bañez, la reforma no servía para crear empleo, sino para destruirlo… (esto último lo digo yo, no me gustaría manipular más de lo que esta señora hace)

Pese a que todo parece valer en esta crisis de todos que pagamos los de siempre… espero que no sigais ninguno de los sabios consejos que aquí plasmo.