Acerca de txemaescribano

Ni siquiera yo me conozco... hasta que escribo y doy rienda suelta a todo lo que pasa por mi cabeza, normalmente con alguna canción de fondo.

¿Es lo que hay?

Una vez que conseguí trabajo, un poco dejó de tener sentido este blog… (eso y que mi horario no me permite ni respirar) pero tras un mes como flamante gestor de contenidos (cómo me costó saber cómo se llamaba lo que hacía… el nombre no está mal tras una carrera y un máster), me he dado cuenta que sigue el espíritu con el que nació, que no es otro que narrar las aventuras y desventuras de alguien entre la veintena y la treintena (bueno, más bien esta última…) que intenta sobrevivir en una España podridísima…

¿Qué tal el trabajo? Pues empezando porque tengo uno oye, ya hay motivos para media mueca de sonrisa, y  más después de haber tenido que hacer de todo para sacar de donde no hay… que no me dediqué al narcotráfico porque si soy 100% multable cuando apenas rozo la ilegalidad (todavía pesa esa inocente multa por saltarme un semáforo en bici… bueno dos) metiéndome de pleno en ella… 

Pero por el resto en fin… nuevamente sobreviviendo, que no es poco. Un sueldo “razonable” viendo como está el mercado (asquerosamente paupérrimo si no eres un sinvergüenza, es decir, si no manejas los hilos de este país) y cierta estabilidad a corto plazo (¿Quién piensa ya a largo plazo?). Pero tristemente esta crisis que se han inventado los peces gordos (que ahí revienten… en fin, voy a intentar guardar modos de periodista y no decir la burrada que se me viene a la cabeza) trae consigo prácticas cuanto menos cuestionables…

Esta misma semana he podido ver como dos compañeros por distintas razones dejan su puesto (y eso a sólo un mes de haber entrado), y por una razón o por otra con un mismo motivo de trasfondo… Un organigrama en el que se exige resultados inmediatos a cualquier precio, en el que la supervisión se basa en “lo quiero en esta fecha” o “ya”.

No es un problema de organización, es un problema de tendencias empresariales actuales. Tanta reforma laboral, abaratamiento del despido y nuevamente incido en que la incompetencia de nuestros políticos por ver la realidad de nuestra sociedad les ciega tras sobres y “donativos”… eso y el tener de mandamases a gente que no ha trabajado en su puñetera vida (o lo más divertido, una iluminada de la Virgen del Rocío como ministra de trabajo que en su vida ha movido un dedo y es la cabeza visible de la España de los seis millones de parados…)

En el momento en el que se permite que en una empresa rentable, un trabajo de alta responsabilidad lo desarrolle el becario, cargando sobre éste que el resultado sea bueno o malo y esto no se vea reflejado en ningún tipo de beneficio más que el de pertenecer a la afortunada masa trabajadora… es que algo va mal.

Yo me considero competente, trabajador como el que más y entusiasta. Pero al igual que a un cocinero que entra de pinche no se le puede poner a atender la recepción de un cóctel desde el minuto uno, a un becario no se le puede hacer compartir las presiones de los altos cargos. Repito, no es culpa de esta empresa, sino de la sociedad laboral del miedo y de la inestabilidad.

La culpa también es del hippismo de una generación que ha crecido pensando que se puede trabajar de lo que se quiere, disfrutar de lo que se hace. El American Way of Life pero a lo español… Yo que he crecido en una cultura del trabajo donde el compañerismo predomina a la cuenta de resultados, donde la parada para el café es sagrada y donde preguntar qué tal el día es un placer más que una obligación me he dado cuenta que no es así… y lo peor de todo, la culpa es mía.

Eso si, de lunes a viernes, de nueve a siete… soy de otro, pero fuera de ese horario nadie va a poder quitarme esa cervecita con aquellos a los que sí les importa cómo te va el día.

La extraña sensación

¡Señores! ¡Lo he conseguido!

¡El gurú de las búsquedas de empleo que no era capaz de encontrar un trabajo ni limpiando mesas ha alcanzado la gesta! ¡Por fin tengo trabajo!

Se trata de unas prácticas en una empresa de marketing digital bien remuneradas (dentro de lo que se le puede pedir a unas prácticas y superando el sueldo mínimo interprofesional… vamos, tal como están las cosas como para darse con un canto en los dientes), por lo que se han cumplido varios objetivos del parado:

-Obtener ingresos rentables: Al igual ahora me lío la manta a la cabeza y en vez de comer sucedáneo de espaguetis, puedo comprarme ya los de la marca Hacendado. Aunque uno acaba por acostumbrarse a echarle harina a todo para engordar las comidas…

-Planificar a medio plazo: Se acabaron por seis meses esas idílicas estampas de asomarse a la ventana con aire nostálgico mirando nubarrones mientras se piensa: ¿Tendré que hacer la maleta hoy? Al igual ya estoy preparado para adquirir ciertos compromisos como contratar un servicio de Movistar o comprarme un tamagotchi.

-Trabajar de lo mio: Hombre, cuando me hice periodistas pensaba en algo más idílico como  ir con la ropa de Superman bajo los pantalones y la camisa, pero oye, siempre puedo ir con la equipación de running debajo… ¿Que alguien necesita café? De un salto me subo al escritorio y grito… ¡No os preocupéis nenas! ¡Superbecario al auxilio! mientras dejo tuerto al de al lado de un botonazo.

-Sin tener que coger tropeshientos trenes: Cuando se ha mirado del orden de 15 portales de búsqueda de empleo al día uno aprecia cada detalle… ¡Qué mas da el sueldo si todos vamos camino de ser pobres! ¡A quince minutos de casa! ¡Eso si que importa y no días libres ni sueldos abultados!

En fin, está claro que tras una carrera, un máster y rondando peligrosamente la treintena (¡Atrás Satanas!) igual no es este trabajo para pensar en planificar mi boda en mi VPO pero oye… somos supervivientes y no está de más ser agradecidos con los que te permiten seguir adelante así que ¡Allá voy a dejarme los cuernos a ritmo de fotocopia! ¡Ahora a currárselo!

Pdt: El título del post viene de que hoy por primera vez en siete meses me he levantado tardecito (no a nivel resaca dominguera pero si al de no desayunes fuerte que dentro de un rato comes) y como ya no cabe seguir bicheando portales de empleo estoy que no me encuentro… Pues nada, a dejar de lado el papel de “jobseeker” y a enfundarse el de maruja… No sin antes perder 5 horas en feisbuk, buscar a alguien al que le apetezca una cervecita de media tarde, ver qué echan en el canal Fox… Por cierto, ¿A alguien le apetece una cervecita a media tarde?

Consejos para encontrar un trabajo

Hoy me voy a intentar poner serio… (la mona aunque se vista de seda…) y es que, tras seis meses donde la ilusión y la desesperación se iban alternando en esto de sobrevivir en la España del paro y la corrupción, parece que he conseguido trabajo para, al menos, los próximos seis meses.

Para llegar a este punto (soy cauteloso porque aún no he firmado el contrato), no ha bastado con el recurrente recurso de echar currículos a través de los portales de empleo, sino que he tenido que programar concienzudamente cada búsqueda y estudiar dónde estaba cada oportunidad, y gracias a este proceso me han ido saliendo entrevistas que, con mayor o menor suerte, me han mantenido entretenido en esta más que desesperante situación.

Para ello es importante seguir esta serie de consejos:

-Buscar trabajo es de por si un trabajo: No me canso de repetirlo, por ello es importante seguir unos horarios y unas rutinas. Una disciplina que nos permitirá mantener la mente ocupada y que no nos oxidemos.

-No dependas de las búsquedas programadas de cada portal: Está muy bien que te seleccionen ofertas, pero delimitarlas supone que se te escapen otras que, aunque no sean de tu campo, te pueden llegar a interesar. un periodista puede trabajar de muchas más cosas que en el campo de la comunicación estrictamente. El marketing empresarial (que no el comercial…) es un campo muy demandado e interesante para desarrollar aptitudes y no se suele catalogar en la categoría de periodismo. Lo mismo ocurre con otras profesiones que pueden ser recicladas como asesores de algunos campos laborales.

-Lleva un control de los pasos a seguir: Apunta qué páginas visitar, qué sitios interesantes hay para echar currículos… Reserva tiempo para realizar un curso o algo que sirva  para que tu estancia en el paro no suponga un agujero en tu currículum. Hay cursos de notable calidad gratuitos en páginas como miriadaX, femxa, UNED

-No te cierres puertas porque a priori no encajes en el perfil: Está claro que nunca un filólogo debe optar a un puesto de ingeniero, ni tampoco que haya que mentir como un bellaco si piden inglés nivel advanced y tú ni siquiera valdrías para un curso de CCC, pero si de un listado de diez programas informáticos, tu flojeas en tres, usa la baza de la entrevista. Allí explica cuales son tus deficiencias y cómo piensas solventarlas. Nadie nace sabiendo.

-Aprende a sortear las barreras: Con esto de que el mercado laboral está plagado de mano de obra, las empresas han adquirido la mala costumbre de exigir al por mayor… Ya no se conforman con querer un becario a precio de saldo, sino que ese becario tenga la cualificación de un ejecutivo. Piensa que eso es más una criba para eliminar a los inseguros que una exigencia “sine qua non”. Difícilmente haya becarios con 3-5 años de experiencia como he llegado a leer, pero si becarios con suficiente rodaje como para haber adquirido esa experiencia.

-Plantéate unos objetivos: No se trata de querer optar a cobrar 15.000 euros anuales en un mercado que da gracias si te ofrece 10.000 y llegas a cumplir el año, pero si el hecho, por ejemplo, de cobrar un mínimo, que te aporten conocimientos reales si se tratan de prácticas (recordemos que esa es la finalidad y no la de quitar trabajo a otros) etc. No pierdas el tiempo en aquello que no cumple tu perspectivas iniciales simplemente por estar ocupado, ya que acabarás quemándote y necesitas toda esa energía para buscar un verdadero trabajo.

Imagen

-No tengas miedo a ser un “becario perenne”: ¿Cuantos como tú están en la misma posición? Actualmente, la mejor forma de entrar en una empresa es mostrando tu valía y resultar imprescindible. Eso se consigue haciendo el trabajo “de otros” y empezando por abajo. Mejor crecer desde abajo que no caer desde arriba.

-Apréndete un discurso: La clave del éxito en una entrevista es que te vendas mejor que cualquier otro. Si tus trabas son que no sabes ejercer de SEO (muy demandado), ten preparada unas nociones básicas que demuestren tu interés por aprender de ese campo. Si no sabes algún idioma ofrécete para, con el primer sueldo, comprometerte en firme a apuntarte a una academia. Si te piden convenio, ofrece la opción de hacerte autónomo o adquirirlo mediante un curso (en Escuela de Empresa lo ofertan a precios asequibles).

Échale morro: Las empresas exigen, ¿Por qué tú no? Ellos piden deliberadamente un inglés del nivel de un traductor, pero pagando 200 euros… ¿Con qué derecho? Por ese precio tu inglés y tu capacidad de superación es más que suficiente.

Haz algo útil al menos una vez al día: Para mantener la mente en condiciones sanas, es importante sentirse útil y servible. Si sientes que la búsqueda de empleo no ha sido provechosa y no has sacado el máximo rendimiento al curso online, algo tan sencillo como fregar los platos, poner una lavadora, escribir un blog etc. puede ser de provecho para no sentir que has perdido el día.

-Búscate un hobby: La depresión es el peor aliado del parado. Para afrontar la horrible situación en la que nos encontramos actualmente, mejor hacerlo con humor y mantener la mente ocupada. Es un muy buen momento para redescubrir el deporte al aire libre.

-No te culpes: Que estés en el paro no significa que no te merezcas tomarte una cerveza con los amigos o escaparte a la playa. Hay que ser consecuentes y dejar de lado ese viaje que tanto te apetecía a la Patagonia, pero no por ello dejar de visitar la playa que tienes a menos de 100 kilómetros.

-Toma como referente a quienes trabajan y no a quienes gandulean: ¿Cuantas veces te has quedado con ganas de una última cerveza porque tu amigo madruga? Tú también tienes que madrugar para buscar trabajo, toma como propio los horarios y hábitos de la gente que tiene trabajo, porque eso es lo que quieres conseguir.

En fin, esta es una carrera de fondo, y hay días mejores y peores, pero no por ello hay que dejar de luchar por lo que se quiere conseguir. Este cierre a modo de “complejo de libro de autoayuda” viene dado de un periodista que no ejerce desde hace seis meses pero que, aún así, nunca ha dejado de escribir y nunca dejará de hacerlo por mucho que Cospedales, Rubalcabas y Merkels a parte (a Rajoy, desde que quedó reducido a un plasma, ni me merece la pena mencionarlo) hagan lo posible por que abandone.

Postureo para una entrevista de diez

Los que buscamos trabajo y que por ello estamos apuntados a “tropeshientas” páginas de empleo, fanses de otras miles de páginas en “feisbuk” del tipo Primer Empleo estamos hasta las narices de, a parte de meter el currículum un millón de veces hasta que tienes grabado a sangre ese curso que hiciste en el 2003 por dos créditos de libre, las entradas del tipo: Consejos para una buena entrevista de trabajo.

No es por criticar al bueno del community manager que se interesa más que nuestras propias madres porque vayamos con la camisa de los domingos a la entrevista de trabajo, pero buen señor, si no encuentro trabajo es porque no lo hay, no porque vaya en chandal a hablar con mi futuro jefe… ¡Que ya se que ir con botines manchados de barro pues oye, no da buena imagen!

Es por ello por lo que nuevamente y por si no os ha quedado claro de anteriores entradas, uso mi gran sapiencia en materias de búsqueda de empleo (es por ello por lo que se me acumulan las ofertas) para ayudaros en hacer una buena entrevista de trabajo:

-La vestimenta: esa piedra angular en toda recomendación… Hay que comenzar a admitir que no vas a optar para un puesto de directivo ni vas a heredar la empresa, por lo que no hace falta que te pongas ropa que tenga que ser guardada en fundas de plástico (véase trajes de bodas)… Tómatelo como que en vez de buscar un trabajo, buscas novia formal y te van a presentar a sus padres (son igual de exigentes al fin y al cabo) ¿Vas a presentarte de esmoquin tú, que no sabes ni mover los brazos a causa de que la chaqueta casi que te está pequeña del desuso? Ponte unos zapatos que no tengan doblada la puntera de tanto agacharte, pantalón que no esté desgastado ni de esos tipo skaters que son comodísimos pero que oye, mejor para otro día… y una camisa bonita, ni rancia tipo “vamos a ver a la abuela” ni sosa tipo “esta la usé para aquella vez que trabajé de camarero”.

brasil-carnaval-ultimo-dia-de-desfiles-de-las-escuelas-de-samba-de-rio-de-janeiro4

Mi traje de gala para las entrevistas. Los “Swarosky elements”: un must.

 

-La sede de la empresa como forma de actitud: Por experiencia, donde se sitúe la empresa es clave para mantener una actitud u otra en la entrevista… No es lo mismo acudir a la flamante sede de una empresa en el sector financiero o en un rascacielos acristalado, que ir a una que se encuentra en un entresuelo de un edificio a medio reformar del profundo Eixample Barcelonés y que igual sirve de piso patera. En el primer caso sobriedad, seriedad y elegancia, en el segundo frescura y expresiones naturales.

-La espera: Es muy típico que nada más entrar, te coloquen en una sala de espera… Aunque no te atiendan, ahí ya ha empezado la entrevista, por lo que no se puede descuidar para nada el postureo a llevar a cabo. Normalmente la espera se lleva a cabo en una sala tipo “voy al dentista” o en una especie de pecera acristalada tipo “the big brother is watching you”. En cualquier caso la actitud a mostrar es la misma que la que usan los “españoles por el mundo” cuando se les acerca la cámara: “ah, no sabía que estabas ya aquí”, por lo que si te pica la nariz te la arrascas como las ardillas… con un extraño movimiento facial-nasal pero manteniendo ese dedo índice lejos de cualquier cavidad.

-Los complementos: Un “must” en el mundo posturil. No me refiero a esa pulsera étnica que delata tu carácter racial y aventurero (y la cantidad de porquería que guarda entre sus hebras), ni esos pendientes en el caso de las mujeres que por tener una piedrecita que brilla ya te crees digna de ir a cócteles en vez de a barras libres de discotecas erasmuseras, sino algo mucho más sencillo… Una revista o un periódico bajo el brazo, porque nada causa mejor imagen que te vean con el último número de la revista “SEO Entertainment” que casualmente compras cada mes en el kiosko de abajo.

binoculars-100590_640

¿Ves aquella chica que hace como la que teclea?…

 

-No te diriges hacia la puerta del jefe, estás desfilando por Cibeles: ¿Recuerdas a las odiosas pijas que van a la biblioteca en tacones? Pues esa es la actitud a pasear por la empresa. Recuerda que la gente que te rodea pueden ser tus futuros compañeros… que no te vean como un corderito asustado. Recuerda todos esos anuncios de champú donde el actor o la actriz ondula su pelo como si fuera la bandera de Estados Unidos en pleno desfile del día de los Veteranos… A mi me ayuda imaginarme que mientras ando a cámara lenta suena esta canción

En fin, esto es todo amiguetes… Espero una vez más haberos ayudado con mi actitud campeona desde este lado del sofá 😉

Queridos reyes magos…

Cuando un empresario contacta con un portal de empleo para redactar una oferta de trabajo, normalmente me los imagino pluma en mano escribiendo su propia carta del día de reyes:

-Queridos reyes magos:

Como este año he sido muy bueno y apenas he defraudado a hacienda más que un simple concejal del PP y he movido cierto capital desde una cuenta en el extranjero a una entidad española por eso de poder sacar en cajeros 4B, me gustaría que para el puesto de becario este año me traigáis lo siguiente:

-Un joven que sepa inglés, pero no inglés de instituto, sino inglés con sus certificados… y ya puestos que sea un nivel Advanced, el First se ha convertido en una vulgaridad.

-Como saber inglés ya no es símbolo de distinción, me gustaría que supiera un tercer idioma… francés o italiano por eso de la cercanía, además de alemán por abrir mercados y a ser posible algún otro idioma exótico tipo lituano, albanés o thailandés… nunca se sabe hacia donde habrá que mover capital.

-Por supuesto que venga con un convenio debajo del brazo, ya que me es muy molesto añadir a sus bajas remuneraciones los costes de la Seguridad Social, cuando estos fácilmente pueden ser invertidos en la gasolina de mi coche.

-Exactamente no se de que va, pero como lo veo por todos lados, me gustaría que fuera un buen community manager y SEO. Ya se que mi empresa de cartuchos de impresoras igual no necesita excesiva publicidad en internet, pero si HP, Lexmark y otras lo tienen, por qué “Cartuchos Tarraco” iba a ser menos… quiero sin duda que cuando se introduzca en Google, cartuchos de impresora, mi tienda de Salou salga la primera… y no me cueste más que el sueldo del triste becario por supuesto…

-Como fiel adepto a las filas del gobierno, quisiera que se me renovara el contrato que mediante sorteo a dedo decidió que mi empresa era la más adecuada para abastecer a las impresoras del congreso.

-Por último, quiero ventajas fiscales… No me basta con triquiñuelas como con hacerme con becarios rotacionales a los que pagar con alpiste, quiero que estos además de conseguirme beneficios con su trabajo, me traigan subvenciones… del tipo contratemos a un minusválido que trabaje martes y sábados nada más… lo justo como para que me quite marrones y me aporte dinerito del estado, pero sin estorbar.

-Vale, quiero un minusválido, pero un minusválido no de los de silla de ruedas…. un minusválido que tenga el 33% reconocido para la ayuda pero no mucho más, que pueda moverse y eso…

Gracias querido Melchor y Gaspar (al otro morenito que le den) por hacer un año más posible que me enriquezca a base de la miseria de los demás.

Besos

Diccionario del jobseeker*

Cuando uno se mete de pleno en la búsqueda de trabajo, se encuentra a diario con palabros y vocablos de dificil entendimiento para un mundo en el que, cuanto más vistoso sea el currículum por mucho que tu manera de rellenarlo sea con cursos de punto de cruz, más probabilidades tienes de entrar en el mundo laboral.

Las empresas, que en esto de venderse van a la cabeza más que el graduado escolar rellenando curriculum, han inventado para ello términos que disfrazan ese puesto del legendario becario fotocopiador en un “assistant high level” aunque siga cobrando en lacasitos.

La cosa va más lejos que ese comercial que es llamado por los caraduras empresarios como un “enlace entre el cliente y el producto” o en un requiebro shakespeariano “product assistant”, es por ello, por lo que en mi vocación por ayudar al prójimo parado, he decidido realizar un mini-diccionario de términos chuflas, por eso y porque me aburro, otro término muy de parado (y porque en mi parón semanasantero el blog iba camino del desierto)

-*Jobseeker: La cosa empieza por uno mismo. Contagiado por el espíritu infojobs, qué mejor que llamar a lo que toda la vida ha sido un parado en un cosmopolita jobseeker… porque el desempleado de hoy día no es el desempleado casposo de hace unos años… es un buscavidas, un reflejo de una sociedad entera… es… un pringao pero con inglés nivel conversación (eso dicen).

-Au pair: Este es el término que ha inspirado esta entrada…. No tenía ni idea que era un au pair hasta que lo busqué, y mira que aparece en ofertas de trabajo… Lo siento por los ilustrados que creen que “niñera” suena mejor como “au pair”, pero a mi este término me suena a guarrada… La culpa es del francés y su erotismo, pero pienso que cuando piden a un au pair, por mucho que sea que buscan a alguién que trabaje a cambio de alojamiento en una casa familiar, están buscando a una cabaretera o a alguien que quiera sumergirse en el mundo de los pechotes ligeros… Porque si el inglés da categoría al nombre de un puesto laboral, el francés lo siento pero por culpa del “voule vous coucher avec moi” y del “menage a trois” me suena a cochinada porno.

-Junior/Senior: Ya no eres un becario, un principiante o un experimentado, ahora eres junior o senior: Pringado o viejuno. Una catetada de la España del Opening que no viene más que a decir “cobras más/cobras menos”. Puestos a inventar, digo yo que hubiese quedado más bonito y castizo sustituir el término junior/senior por la más por todos conocida división estudiantil de los partidos de fútbol: benjamín, alevín, cadete…

-SEO: Del inglés Search Engine Optimitation (Optimización de motores de búsqueda). Del castellano Sociedad Española de Ornitología. En su contexto laboral, que es el que nos interesa a pesar de ser superfán de la gente que dedica su vida al avistamiento de pájaros, viene a ser “lo que diga Google”. Un señor que se dedica a posicionar tu página web (bueno, la de la empresa que se lo encargue, lo siento, sigo desconfiando de que mis lectores sean empresarios de alto nivel) entre las primeras en la búsqueda de San Google con técnicas sofisticadas de programación y analítica web. Insisto en esto último porque no, ese curso gratuito de internet que hiciste con desgana no te convierte en SEO, las horas que dedicas a internet tampoco… Pero un consejo para posicionar: Gatos y pornito, que eso siempre vende.

-Community Manager: Al igual que con el SEO, con el community manager pasa lo mismo… suele ser un “experto” en redes sociales. Aunque te pases 12 horas al día colgado en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Blogger, WordPress etc, no eres un community manager… lo más un enfermo digital pero no un community manager… Sólo tienes que pensar lo que te costó cambiar la privacidad de Facebook para que tu tía del pueblo no viera tus fotos saltando en calzoncillos desde lo alto de una rama con tal pedal que justificara la acción, de hecho piensa que te diferencia a ti, oh gran gurú de las redes, de la choni bragasrosas que sube fotos a tuenti cada tres segundos.

-Start Up: Para definir qué es una Start Up voy a introducir el término tal como se encuentra en el contexto de los portales de búsqueda de empleo… “Somos una Start Up que busca candidatos para incorporarse a una empresa joven y ambiciosa”. Esto se debe traducir como: “Somos cuatro amigos pringaos que con el dinero de nuestros padres hemos montado una empresilla que no sabemos dónde va a acabar, pero por lo pronto necesitamos a gente más pringada que nosotros que no cobre, porque para eso estamos empezando y tampoco tenemos ni un duro como para ir pagando a la gente”. Es decir, una excusa como cualquier otra para disfrazar los sueños de convertirse en Bill Gates en algo serio sin pagar a la gente.

-Helpdesk: Del inglés “help” (ayuda, auxilio) y “desk” (escritorio). Poniéndonos poéticos es la ayuda que proviene de un escritorio (y no es Google). Siedo realistas es la secretaria que te pone los cafés y llama a tu casa para decirle a tu madre que la quieres y que llegarás tarde porque tienes una “reunión”.

-Market Manager: Sinónimo del introducido “product assistant”, es decir, una de las tantas formas que tienen las empresas chupópteras de colarnos el trabajo de comercial explotado como algo “cool” y reseñable curricularmente hablando.

-Contrato fijo: Esta definición la incluyo como podría incluir el dialecto bable, para que no se pierda más que nada, ya que dada la situación está por desaparecer en no muchos años. Dícese del contrato por el cual dejas de mendigar por empleo, estableciéndote en una empresa con un salario digno, regularizado y con derechos laborales. Gracias a él desempeñas una labor experimentada, sin tener que ir cambiando de hábitos ni con el temor de que a los tres meses te sustituyan por alguien que como tú, va rotando de puesto en puesto y con algo de suerte cobrando…

En fin, espero haber sido útil (lo dudo…) y me despido esta vez con una canción que resuma el uso del inglés deliberado en España… así como la situación en la que no muy tarde estamos condenados a vernos…

Cómo montar una empresa (según este gobierno)

Dado que la gran ministra de trabajo Fátima Bañez ha afirmado que la reforma laboral no se hizo para crear empleo (que grande este gobierno… se crecen despropósito tras despropósito), qué mejor que sirva para algo, ya que con tanto amor ha sido aplicada.

Y dada la utilidad que esta reforma laboral y lo que las circunstancias actuales permiten, qué mejor que liarse la manta a la cabeza y con los cuatro duros que podamos obtener montar una empresa rentable.

Por rentable olvidémosnos de que esté relacionada con lo que nos guste. Nada que resulte gustoso de trabajar es rentable para el mindungui de a pie (y como entiendo que los que me leen no pertenecen al comité de empresa de Zara ni son consejeros del gobierno, generalizo), así que la empresa que montemos tiene que ir destinada a simple y llanamente ganar dinero, a cualquier coste moral y sin ningún otro tipo de objetivo. Pensad que queremos ser empresarios acorde a lo que el gobierno quiere que se considere al empresario, es decir, explotador, miserable y sin escrúpulos… para morirnos de hambre siempre hay tiempo de abrir un videoclub, montar una revista o cualquier otra cosa que se haga por amor al arte.

Un factor importante es lo que vendamos. Vender talento no se estila, vender cosas útiles… para qué, si para eso necesitamos invertir… Hay que vender cosas que se rentabilicen rápido, de bajo coste… La creatividad que se la lleven los alemanes, para esta España lo mejor es vender humo.

¿Qué mejor que vender algo que no existe para rentabilizarlo rápidamente? Montamos una página web con los mínimos recursos, nos hacemos con una empresa que se encargue de comercializar con conocimientos de internet o grupos de visitantes, (ya sean jubilados, estudiantes, guiris o lo que sea) y los ofrecemos a hoteles, restaurantes etc. Primero vendemos, después ya si acaso, buscamos a esos grupos que hemos vendido.

Importante que nada quede por escrito mas que el contrato por el cual nos tienen que pagar. Que ningún compromiso de cumplir nuestras condiciones quede en el contrato por mucho que el cliente piense que si… Al fin y al cabo se trata de engañar, extorsionar y sacar provecho, pero no estafar… estafa es una palabra muy fea, al igual que los es corrupción, imputación o partido político.

Una vez montado el chiringuito, que se note quién manda…. Da igual que no tengas ni el graduado social, que no tengas conocimientos ni de marketing ni de empresariales… Rodéate de gente que si los tenga, quédate con sus méritos y no les pagues si hace falta… si alguien protesta lo echas y buscas a otro.. que para eso eres el jefe, tu mandas, tu eres el puto amo… el resto no son más que pringados que no tienen tu olfato de depredador.

¿Parece impensable encontrar empleados que se sometan a la dictadura de un incompetente listillo? Señores… estamos bajo el país del PPSOE, aquí manda el más inepto y se somete el más capacitado… de ahí a que se permita que:

-Tengas cuantos becarios quieras a coste cero, ni siquiera tienes que pagar la Seguridad Social ya que hay unas palabras mágicas que nada más escribirlas desaparece la obligación de soltar dinero… “convenio con universidad”

-Como no vas a pagar a tu ganado de primera calidad (recién salidos de la universidad, con ilusiones y sin estar contaminados por prácticas nocivas para el empresario como el pensar en contratos fijos etc y fáciles de amedrentar si no hacen bien su trabajo…) no es necesario, pero siempre puedes recurrir a más ayudas con fórmulas como la contratación de discapacitados (en otra cosa no, pero España en términos de igualdad ha mejorado muchísimo… hoy día se explota de igual forma a todos, sin importar ni género, ni orientación sexual ni condición social) encima de ahorrar en sueldos, tu empresa explotadora puede reugiarse en una imagen de integración y socialmente bien aceptada, para muestra un botón: Una importante empresa del sector banca (para no ponerse a desconfiar ya desde el principio con este dato…) que busca un becario en prácticas discapacitado.  No para beneficiarse de jugosos beneficios fiscales cuidado, sino porque la banca entre otras, es muy dada a la beneficencia… de hecho no tienen nada que ver en absoluto con la crisis de este país.

Con estos sencillos pasos ¡Enhorabuena! ya tienes tu empresa a coste mínimo donde todo son beneficios:

-Los beneficios que da obtener ingresos sin repartirlos.

-Los beneficios que da aprovecharte de unas leyes que están del lado de los que explotan y no de los que generan.

-Los beneficios que da la falta de compromiso y seriedad con el contexto social.

Pero aún hay más. Si con suerte prosperas y tu empresa de pacotilla se convierte en una grande, no te preocupes porque en el ojo de mira de la opinión pública estén tus prácticas dictatoriales… siempre puedes pasar del sistema de rotación de becarios y usar el siempre útil sistema de mano de obra sin estudios… Tendrás que soltar el prohibitivo sueldo mínimo de este país (640 euros),  pero te compensará con la posibilidad de exigir 640 veces más lo que le exigías al becario gratuito.

Y sobre todo recuerda el qué te hizo grande… sigue pidiendo ayudas sin parar: ayudas por contratación, por localizar tu empresa en tal polo industrial, por fondos para la integración… y cuando hayas obtenido todas las ayudas posibles y no te queden más por solicitar, siempre puedes deslocalizar tu empresa e irte a un país donde todo te salga más barato y donde puedas obtener más ayudas, como que te digo yo… Marruecos, China…

Ah, pero no te olvides de acogerte a la abaratación del despido y echar a la calle a todas las familias que te ayudaron a hacer de tu empresa lo que es hoy… porque como bien afirmaba Fátima Bañez, la reforma no servía para crear empleo, sino para destruirlo… (esto último lo digo yo, no me gustaría manipular más de lo que esta señora hace)

Pese a que todo parece valer en esta crisis de todos que pagamos los de siempre… espero que no sigais ninguno de los sabios consejos que aquí plasmo.